Por qué dejé de usar los champús sólidos de Lush

9:51



Si hace tiempo que me leeis o seguís en la redes sociales, sabéis que soy una fan incondicional de Lush Cosmetics . Me encanta su filosofía y toda la línea de productos que tienen.
¡Hasta los detalles de mi boda a los invitados fueron jabones sólidos de Lush!

Pero hay uno de sus productos que no volveré a comprar porque me ha destrozado literalmente: sus champús sólidos.




Hace unos cuatro años empecé a usar sus champús sólidos.
No son champús baratos pero sí contribuyes con el ecosistema (son sólidos, sin envase), son cómodos para viajar, no ocupan espacio apenas y además son naturales.

El primero que usé fué Godiva.
Su olor a jazmín y el hecho que fuera champú+acondicionador hizo que me decantara por él. Fué amor a primera vista.
Godiva no me fué mal, al revés, me encantó. Me aguantaba el pelo limpio hasta 4 días; después de eliminar los restos de siliconas de los anteriores champús, el pelo me brillaba muchísimo y el volumen que tenía era distinto, mejor.



El segundo champú que usé fue Como Nuevo, o New (cambiaron sus nombres tiempo atrás).
Este champú me dejaba una sensación de limpieza increíble. Su olor no me parecía de 10 como Godiva, pero eso va a gustos.




Usé también Seanik, antes Oceánico; ahí empezaron los problemas: mi cuero cabelludo empezó a resecarse y a picarme.  Mi solución fué dejar de usarlo e incrementar el uso de New, ya que tiene ortiga, componente que es estimulante del cuero cabelludo. Esto es lo que la marca dice de New

El picor disminuyó pero mi cuero cabelludo empezó a descamarse.

Después de comprar el champú Jason and argan oil me dí cuenta de que no era un champú, eran TODOS los champús de Lush: ME RESECABAN Y DESCAMABAN EL CUERO CABELLUDO.

El por qué es sencillo: no tienen siliconas, pero sí muchísimos sulfatos.

El primer ingrediente de cada uno de los champús sólidos es el Sodium Lauryl Sulfate. 

Este es un detergente y surfactante cuyas propiedades  son abrasivas para la piel. Es un formador de espuma con efecto desengrasante. Elimina  así también los lípidos que tenemos en cuero cabelludo y piel como barrera y/o protección. Por lo que se trata de una sustancia que resulta irritante para la piel humana provocando así muchos de los problemas de sequedad de piel, irritación del cuero cabelludo y caspa.
Además, apuntar que los sulfatos arrastran el tinte, así que si lleváis tinte ¡cuidado! Vuestro color de pelo se verá afectado.

No soy la única a la que le ha pasado, ni la primera ni la última.

Obviamente mi experiencia no tiene por que ser la tuya, pero es una sensación bastante desagradable, tanto por el picor como por la descamación.

Mi champú en la actualidad es este: Pureology sin sulfatos Strength Care.
Como véis, sigo intentando evitar las siliconas y ahora también los sulfatos.

 Os dejo la lista de champús sin sulfatos de la marca. Si queréis más variedad en Lookfantastic.
Alguna vez combino con Godiva, en raras ocasiones, pero es el único de Lush que no me reseca y no me reproduce los picores y descamación.

¿A ti te ha pasado? ¿Cómo lo solucionaste?

 ¡Un beso y gracias por los comentarios!


You Might Also Like

5 comentarios

Sígueme en Instagram

Sígueme en Facebook

Entradas recientes